Saltar al contenido

La Historia del KGB (2)

El enorme papel de la Checa podría parecer ilimitado en los primeros momentos de la Revolución. Sin embargo, muchos pensaban que esto estaba justificado por la situación precaria que atravesaban los soviets.

La guerra civil y revuelta interior

Las victorias de la guerra civil resultaban muy costosas. El descontento se extendía por todo el país y saltaba en cualquier lugar. Los bolcheviques llamaban a estos brotes conspiraciones contrarrevolucionarias. Lenin asignó nuevas e importantes funciones al jefe de la Checa, que además de este cargo ostentaba el de Comisario del pueblo para asuntos internos. Al mismo tiempo era responsable del reclutamiento de trabajadores y presidía la comisaría de medios de comunicación. Los guardias fronterizos fueron también subordinados a la Checa. Más tarde Dzerzhinski tomó también responsabilidades en asuntos diplomáticos y se convirtió en miembro del comité científico. Todos los asuntos importantes del Estado eran controlados por su servicio secreto.

Era obvio que los principales objetivos de la Checa no eran los enemigos de la clase obrera sino cualquiera que se opusiera al bolchevismo. Desde 1918 los soviéticos requisaban los excedentes de producción agrícola de los campesinos. Unidades armas especiales de la Checa, las unidades de los alimentos, se encargaban de esta misión y normalmente saqueaban todas las provisiones de alimentos de un pueblo. Los que intentaban esconder trigo o pan eran ejecutados inmediatamente.

Las revueltas campesinas se hicieron frecuentes. En los años 1920 y 1921 los campesinos de la región de Tambov, liderados por Alexander Antonov iniciaron una guerra de guerrillas contra los bolcheviques. El gobierno soviético respondió con incursiones de castigo. Los efectivos del ejército rojo que luchaban contra Antonov fueron reforzados con destacamentos especiales de la Checa, incluyendo la unidad acorazada organizada por el mismo Dzerzhinski.

Antonov (centro) y su plana mayor

Se tomaron como rehenes a las familias de los rebeldes. Se estableció una red de campos de concentración a través de toda la región. A los grupos de guerrilleros que no se rindieron se les exilió o fusiló. El punto álgido se alcanzó en el verano de 1921, cuando agentes de la Checa se infiltraron en el cuartel general de Antonov, sofocando sin piedad el levantamiento campesino.

Ese mismo año los bolcheviques suprimieron la otra amenaza a su poderío: la revuelta de los marineros de la base naval de Kronstadt. Cuando la Checa no podía reprimir a los marineros rebeldes, las unidades del ejército intervenían decidiendo el final de la resistencia y la Checa remataba el trabajo. Muchos rebeldes fueron fusilados. Otros fueron encarcelados o exiliados. Todo esto ocurrió poco después del primero de mayo.

La hambruna de los años 20 y la consolidación de la Revolución

En 1921 Rusia atravesó una durísima hambruna que supuso alrededor de 5 millones de muertes según algunas estimaciones. Como se ha demostrado, se llegó incluso al canibalismo. Los labradores huían de sus pueblos tratando de sobrevivir. El mundo civilizado estaba conmovido y se dispuso a ayudar. Se fundó la organización americana de socorro para llevar ayuda a Rusia. La Checa pensaba sin embargo que todos los esfuerzos de ayuda no eran más que una excusa para espiar e infiltrar agentes dentro del país. Los miembros de la organización americana de socorro eran estrechamente vigilados por la Checa, incluso en los actos oficiales.

Víctimas de la hambruna en 1922

La Iglesia Ortodoxa rusa, dirigida por el patriarca Tikhon recogió donativos para los hambrientos campesinos. Pero los bolcheviques temieron que su autoridad fuera menoscabada y prohibieron los esfuerzos de la Iglesia. El gobierno soviético fundo entonces el Comité estatal para el socorro al hambre. Éste solicitó a la Iglesia que donara todos los tesoros que no fueran utilizados para los ritos religiosos. Esto en realidad ocultaba una estrategia auspiciada por la Checa para adueñarse de todas las posesiones de la Iglesia.

El patriarca Tikhon intentó pedir ayuda al gobierno y denunció ante Lenin la tiranía de la Checa. Él no conocía la carta de Lenin a las autoridades locales apremiando para apoderarse de todas las pertenencias de la Iglesia y de matar al mayor número de clérigos posible. La insistencia del patriarca acabó con su arresto domiciliario y con su posterior destierro a un monasterio, donde fallecería en 1925.

Patriarca Tikhon en su entierro

Tras este movimiento, la Iglesia ortodoxa quedó prácticamente desmantelada. Tras ocho años de gobierno bolchevique, la mayoría de las iglesias habían sido desacralizadas o destruidas. De las 96 iglesias de Petrogrado, tan solo quedaban abiertas al culto 7. Los monasterios fueron convertidos en campos de trabajo para religiosos socialmente extraños. La tesorería del Estado absorbió los bienes de la Iglesia, valorados en millones de rublos-oro, pero que sin embargo no fueron utilizados para aliviar el hambre. Los bolcheviques favorecieron otras empresas.

La primera reestructuración. La GPU y la consolidación de su papel dentro del Estado

En febrero de 1922 la Checa fue convertida en la GPU, la Agencia Política Principal. Dzerzhinski seguiría al mando de esta renovada policía secreta. La GPU se integraría dentro del Comisariado popular de asuntos internos o NKVD, el cual también estaba dirigido por Dzerzhinski.

Cuando la guerra civil terminó los bolcheviques deseaban proclamar que los poderes extraordinarios de la Checa ya no eran necesarios. La administración política era lo más importante. El régimen soviético se encargó de eliminar a aquellos que se oponían políticamente a él y trató de descubrir a sus adversarios ocultos. La solución de Dzerzhinski era sencilla: La GPU debe llegar a ser la sucesora de las gloriosas tradiciones y hazañas de la Checa.

En el verano de 1922 preparó un juicio contra los socialistas revolucionarios encarcelados. Gueorgui Piatakov presidió los juicios. Nikolai Krylenko y Anatoli Lunacharski fueron los acusadores. Los asistentes al alto tribunal eran en su mayoría agentes de la GPU vestidos como civiles. La GPU se había preparado meticulosamente para el juicio. Algunos acusados fueron inducidos a declararse culpables implicando a sus antiguos camaradas miembros del comité central socialista revolucionario. Dos provocadores: Grigori Semionov y Lidia Konopleva se habían infiltrado en este grupo de colaboradores. Nikolai Bujarin, que era el defensor, estaba virtualmente controlado por la acusación.

Juicios a los socialistas revolucionarios en 1922

Las acusaciones, que iban desde provocar la guerra civil hasta la intentona de asesinato de Lenin, no tenían base. Sin embargo Krylenko solicitó la pena de muerte. Las cosas no resultaron sin embargo como habían sido planeadas. Los que amañaron el juicio no estaban satisfechos. Los acusados no se asustaron y no confesaron. Rehusaron declararse culpables y acusaron al régimen bolchevique de tiranía y de torturar a los testigos. El gobierno no se atrevió a sancionar la pena capital. Lev Kamenev sugirió que la ejecución fuera demorada indefinidamente y que los doce socialistas revolucionarios fueran encarcelados de por vida.

El cuidado de la infancia

Los socialistas revolucionarios resultaron ser un gran compromiso para la GPU, que había tenido mucho más éxito con la Comisión para el cuidado de la Infancia, que había sido creada en 1921 y dirigida por el propio Dzerzhinski. De acuerdo con el comisario popular de educación, Dzerzhinski consideraba que este comisariado era inadecuado y necesitaba la experiencia de la Checa.

El problema era extremadamente serio. Las represalias de la guerra civil y las migraciones forzosas habían dejado un número impresionante de huérfanos. Había 6 millones de niños sin hogar ni familia vagando por los caminos de Rusia y aglomerándose en sus ciudades. Los objetivos de la Checa al fundar esta comisión era no sólo mejorar las condiciones de vida de la infancia sino disminuir a su vez la delincuencia infantil. Se construyeron orfanatos especiales en toda Rusia bajo la supervisión primero de la Checa y después de la GPU. Les dieron amparo, ropa, comida y educación elemental. Pero lo más importante era que los liños pasabn a estar controlados.

Huérfanos jugando en la calle. 1920

Los delincuentes adolescentes fueron llevados a reformatorios donde la educación se llevaba a cabo mediante el trabajo. El reformatorio más famoso se llamaba Félix Dzerzhinski.